En Colombia, regalar comida es más costoso que tirarla a la basura

En Colombia, regalar comida es más costoso que tirarla a la basura
En Colombia, regalar comida es más costoso que tirarla a la basura

Como alimentos donados pagan IVA, es más rentable destruirlos. Desgravarlos, más evasión: Dian.

Muchos fabricantes de alimentos con sede en Colombia prefieren botar los productos que les sobran -o usarlos para engorde- porque así pierden menos dinero que donándolos.

Todo comestible que se dona debe pagar el impuesto al valor agregado (IVA), como si se estuviera vendiendo, sin importar que se trate de excedentes, devoluciones o productos a punto de alcanzar su fecha de vencimiento. Después hay un descuento en el impuesto de renta, que no alcanza a compensar el desembolso inicial.

El lamentable tema se puso sobre la mesa el jueves, durante la Primera Conferencia Latinoamericana de Bancos de Alimentos, a la que asistieron líderes de México, Chile, Ecuador y Estados Unidos.

Varios de esos invitados coincidieron en que el modelo colombiano no estimula la donación de alimentos, sino que la penaliza.

“Desgravar las donaciones sería como pegarme un tiro en la sien”, sentenció en ese foro el jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), Juan Ricardo Ortega, frente a representantes de alto nivel de la Cepal, la FAO y Unicef.

“Si yo desgravo las donaciones, mañana nos volvemos el país más humanitario del mundo -agregó con ironía el funcionario-. Comparto la sensación de injusticia por- que toque pagar IVA cuando se quiere ser generoso; el problema es la corrupción”.
Para la Dian, la evasión seguirá existiendo mientras no se penalice con cárcel.

La respuesta de Ortega, que fue la misma que ya le había dado a la Arquidiócesis de Bogotá, que lo citó para discutir el tema, dejó atónitos a los directivos de las fundaciones Éxito, Nutresa, Unilever y Alquería, fundadoras de la Red de Bancos de Alimentos del país (hay 24).

“Se está cometiendo una injusticia. No podemos, excusados en la corrupción, renunciar a garantizar el derecho constitucional a la vida. Si no se come, no se vive”, comentó Germán Jaramillo, presidente de la junta directiva de la Asociación de Bancos de Alimentos del país (Abaco).

Sobre el tema de la evasión, Jaramillo recordó que varios proyectos para criminalizarla se han hundido en el Congreso, “de seguro porque a muchos allí no les conviene”.

La FAO aprovechó la conferencia en Bogotá para recordar que en el mundo se destruyen 1.300 millones de toneladas de alimentos al año, mientras casi mil millones de personas sufren de hambre.

En Colombia no hay datos consolidados sobre la cantidad de comida que no se aprovecha, pero sí se sabe que el 41 por ciento de la población está en situación de inseguridad alimentaria, que unos 5.000 niños mueren por desnutrición cada año y que el 9 por ciento de los menores de 5 años padecen este mal, según el ICBF.

La explicación

Daniel Sarmiento, experto en derecho tributario, dice que, aunque sí existe un incentivo para donaciones -que se descuenta del impuesto a la renta-, no alcanza a superar lo que se paga por IVA. “Si donas un producto que cuesta $ 1.000, debes pagar ya $ 160 de IVA y en un año te descuentan $ 82,5 del impuesto de renta”, explica.

Otros modelos

En EE. UU. devuelven el IVA

Maurice Weaver, de The Global Food Banking, que asocia a bancos de alimentos en seis continentes, dice que si no hay estímulos será muy difícil combatir el hambre. En Estados Unidos se devuelve el IVA pagado por los alimentos donados y se estimula con otras exenciones. Luciano Aimar, de la Red de Bancos de México, dice que en su país los propietarios de bienes en desuso (no solo de alimentos) no pagan IVA y tienen un 5% de devolución.
JORGE QUINTERO
REDACCIÓN DOMINGO

Fuente:
http://www.eltiempo.com/economia/bi…mas-costoso-que-tirarla-a-la-basura_9481469-4

deja aquí tus comentarios

Comentarios